LA INMENSIDAD DE LOS PEQUEÑOS MOMENTOS

    Famara con vistas a la Graciosa, dibujos de Bárbara Müller en lanzarote, islas canarias

    Playa inmensa…inmensa en forma y en sentir! Famara, cada piedra de cada zoco se amontona descuidadamente en orden para darnos cobijo… de los vientos alisios, que nos refrescan el alma.

    Cobijo, como el que nos dan los amigos…que como cada una de las piedras, desordenadas, diferentes, en colores, soles y sombras,  nos ordenan y nos protegen.

    Juntos somos esa protección que deja colar el viento justo…para que no se nos escapen las ideas! Justo, para que se vuelen las tonterías.

    Amigos con los que compartí minutos, horas y tardes enteras…y también muchas silencios …hojeando noticias, un libro o contemplando los colores del Risco o dejandome llevar por las nubes.

    Muchas discusiones acaloradas de política, de la situación de hoy, de lo que pasa en la isla, en tu casa o en el mundo! De repente, se cuela un poco de aire fresco..entre amigos , entre nosotros…otro café?

    Y seguimos…

    El concierto que disfrutaste o en el que tocaste, una exposición que miraste o en la que participaste, un rato más…un botellin y continuamos con un: cómo estás? extrañas?  y también se escucha : echas mucho de menos esto? y aquello?

    Aquellas y estas tardes en El Chiringuito, todo un clásico…siempre igual y siempre diferente…como las piedras de los zocos.

    el chiringuito , arena en lso pies acuarelas y dibujos de Barbara Müller en Famara, Lanzarote, Islas Canarias

    Mirá!! mira…la luz en el risco…que guapo! Atardece…la arena en los pies descalzos…la charla y las amigas! otra tarde más, otra tarde diferente.

    Entrada publicada el 26 de julio de 2014